¡NO VOTES NUNCA! ¡LUCHA!

En estos días de campaña electoral de los partidos que quieren gestionar las instituciones que dominan nuestras vidas, hemos estado repartiendo en las calles el siguiente panfleto en el que llamamos a no votar, no participar en las instituciones del Sistema y continuar la lucha diaria y cotidiana en las calles, al margen del Sistema y contra él.

También hemos sacado dos modelos de pegatinas que podéis ver en la fotografía, y que quizá hayáis visto en las calles.

   NO VOTES NUNCA

Organízate y lucha sin líderes ni jerarquías

Una vez más, el circo electoral ha llegado a la ciudad. Los distintos partidos y sus respectivos líderes prometen al pueblo un futuro mejor, una vida segura y tranquila y las necesidades básicas para todxs. Lxs ciudadanxs despiertan de su letargo y hacen su contribución a ese abstracismo que es la política, o lo que es lo mismo, la gestión por parte de otrxs de nuestras vidas. Después del esperado evento, volverán a adormilarse y dejarán a los especialistas hacer.

Viendo todo este panorama os hacemos una pregunta que analiza las verdaderas razones de la Democracia. ¿Qué sistema de dominación es mejor que el que deja que sean lxs dominadxs lxs que escojan esta dominación? Y con esto resumimos toda nuestra crítica al orden actual. Y es que la Democracia adoctrina desde el nacimiento al pueblo entero haciéndole creer que necesita una dominación, una autoridad, algo que piense por él y que le haga funcionar sin altercados. A través de las escuelas, las familias (un órgano autoritario muy elemental), los centros de trabajo y ocio o la propia sociedad reproduciendo los valores jerárquicos; esta necesidad de un ente superior se mete bien dentro de la mente humana. Pero aún así, se han podido rechazar los regímenes con una autoridad más explícita y brutal (aunque este rechazo muchas veces se quede en simple apariencia), y la dominación ha tenido que perfeccionarse y tender a una autoridad más sutil e implícita (pero no por ello menos totalitaria).  Y fue entonces cuando surgió la Democracia, una dominación escondida en el voto, la ‘voz’ del pueblo, que despojado anteriormente de toda libertad, ‘libremente’ escoge al ente por el que será oprimido.

Otro pilar de la Democracia es la estructura de clases, ya que así consigue desheredar a lxs explotadxs plenamente, y que estxs caigan en la trampa parlamentaria con absoluta facilidad. Esta también es la razón por la que nunca se podrán conseguir las necesidades básicas para todxs hasta que no se destruyan las clases, ya que las soluciones dadas desde los parlamentos sólo cubren una parte superficial del problema, para que parezca que se ha hecho algo por la igualdad.

Es por todo esto por lo que lxs anarquistas nos alejamos de toda esta farsa que son las elecciones, y despreciamos completamente a los nuevos partidos con promesas supuestamente más igualitarias y horizontales, porque sólo refuerzan el discurso de la Democracia, y con buenas o malas intenciones vienen a convertirse en el nuevo paso hacia la perfección por parte de la dominación. Es por esto por lo que lxs anarquistas apostamos por la abstención activa, por seguir luchando siempre contra este sistema de dominación, miserias, miedo y hambre fuera de sus marcos legales y controlados; organizándonos sin líderes ni jerarquías para construir un mundo nuevo en el que no haya cabida para la dominación.

¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE EL PUEBLO SIEMPRE PIERDE!

Juventudes Libertarias de Madrid (FIJL)

pegastinas

Anuncios