¡POR UN APRENDIZAJE LIBRE Y COLECTIVO!

¡POR UN APRENDIZAJE LIBRE Y COLECTIVO!

Por fin llegó el día. El primer día del resto de tu vida. El día en el que por fin dejas el instituto atrás, el día en el que entrarás en la universidad para estudiar lo que te gusta. Tras eso, podrás optar a un trabajo en el sector que hayas elegido y ya sólo queda ascender en la escala social para poder comprar más cosas. Y así habrás alcanzado la plenitud.

Sin embargo, esta alegría durará poco. La realidad se acabará imponiendo por su propio peso. Verás cómo tras la etiqueta de la educación pública no se esconde lo común, si no lo estatal. Pronto te darás cuenta de que la universidad no es más que una simple prolongación del instituto, con sus listas de asistencia, sus notas y sus clases tediosas. Y esto se produce porque la universidad no es más que otro de los engranajes “educativos” del sistema, cuya única función es transmitirnos sus valores (competitividad, individualismo, sumisión, pensamiento único…) y hacernos individuos aptos para entrar en la rueda de producción y consumo. Verás que se te forma en cuestiones inútiles que otros desde arriba han decidido que debes estudiar, mientras que tus esperanzas de aprender, comprender y reflexionar desaparecen.

Por otra parte, vemos cómo las hijas e hijos de las trabajadoras/es, de clase obrera, estamos poco a poco siendo excluidas/os de la universidad con las subidas de tasas o el recorte en becas. Estas medidas se producen como ataques de aquellas/os que tienen el Poder (el Estado-Capital), y el hecho de que suban las tasas universitarias tiene como objetivo dificultar que la clase obrera podamos acceder a la universidad, y así vernos relegadas/os, mayoritariamente a los puestos de trabajo “menos cualificados”, donde la situación de explotación laboral se multiplica con creces; los que cuentan con el Poder hacen esto para asegurar sus intereses y seguir perpetuando el actual Sistema en estos tiempos de crisis que en realidad no es crisis, sino reajuste de las condiciones de explotación, lo cual afecta también al ámbito educativo.

Pelear contra estos y el resto de ataques que sufrimos día a día como proletariado, como hijas e hijos de trabajadores/as, como clase obrera, no debe traducirse en una defensa de la Universidad como institución y como fin en sí mismo, sino que la lucha debe servirnos para defendernos de los golpes de aquellas/os que nos dominan, para fortalecernos en la autoorganización y en la lucha al margen del Sistema y contra el Sistema, y por lo tanto siendo capaces de dejar bien claro el papel que cumple la Universidad dentro del Sistema, mostrando que la Universidad, pública o privada, siempre estará al servicio del Estado y del Capital, y que nuestra lucha debe estar siempre guiada por la autoorganización, la solidaridad, el apoyo mutuo, la autocapacitación, la autogestión, la puesta en común de conocimientos y experiencias,… contra un Sistema que nos mantiene en la perpetua obediencia y miseria.

Busca el conocimiento fuera de sus intereses y metodologías, de forma colectiva a través de la lectura, la reflexión y el debate, pues solo de esta forma podrás aprender realmente. Busca la felicidad fuera de la forma de vida que nos ofrecen, de forma colectiva a través de la autoorgan- ización con tus iguales, de la desobediencia a “nuestros” representantes y de la lucha por un mundo mejor donde el conocimiento no será una mercancía más, pues solo así podrás vivir realmente.

¡ORGANIZATE Y LUCHA SIN LIDERES NI JERARQUIAS!

(pincha en la imagen para descargar)

ponderaciones-selectividad-2014-notas

Anuncios