Breve Cronica y comentarios sobre el acto fascista de Falange en Lavapies

Breve crónica y comentarios sobre el acto fascista de Falange en conmemoración de su 80 aniversario en el barrio de Lavapiés.

La Falange pretendía realizar en el teatro Fígaro, al lado de la plaza de Tirso de Molina la celebración de sus 80 años de historia salpicada con la sangre de centenares de miles de personas. Finalmente y a pesar de que los responsables del Teatro Fígaro intentaron justificar la presencia de fascistas en su espacio, las presiones realizadas dieron sus frutos, y los fascistas tuvieron que traspasar de tapadillo el acto al hotel TRYP en la calle Atocha.

La respuesta de anarquistas y otras individualidades antifascistas se organizó todo lo deprisa que se pudo, debido a la incertidumbre que había a lo largo de todo esta semana sobre el lugar de celebración del acto. La noche anterior al acto, Juventudes Libertarias de Madrid redactó un comunicado de repulsa llamando a la lucha contra el fascismo en todas sus formas e incidiendo en la necesidad de luchar también contra el Capitalismo y el Estado como instituciones que se sirven del fascismo para fortalecerse. Las inmediaciones del teatro Fígaro amanecieron repletas de carteles A3 con dicho comunicado y varias pintadas que hacían mostrar que los fascistas no eran bienvenidos en el bario. El texto, dejaba bien claro que no podemos olvidar que el fascismo tiene un papel en la actualidad de presionar a las autoridades de los Estados para profundizar en las políticas racistas y xenófobas inherentes a toda forma de Estado. El fascismo es y será siempre un recurso de más de la clase dominante para perpetuarse en el poder, bien sirviéndose del fascismo para frenar a las fuerzas revolucionarias, bien presentando la dominación democrática como sistema necesario para contener a los totalitarismos.

La policía protegió durante todo momento el hotel y sus inmediaciones, identificando y reteniendo a varios grupos anarquistas y antifascistas que trataban de impedir la celebración del acto de enaltecimiento fascista.

Sirva también este comunicado para advertir que aquellos que colaboren con los fascistas y ayuden a difundir su mensaje de odio racial, autoritario, sexista y homófobo, facilitánoles espacios, son considerados de la misma calaña que estos energúmenos. Que se atengan a las consecuencias.

NI UNA CALLE, NI UN BARRIO, NI UN RESPIRO PARA LOS FASCISTAS

CONTRA EL FASCISMO Y TODA AUTORIDAD: AUTOORGANIZACIÓN, SOLIDARIDAD Y ACCIÓN DIRECTA

Comunicado pegado en las inmediaciones del Teatro Fígaro:

LOS FASCISTAS NO SOIS BIENVENIDOS

AQUÍ NI EN NINGÚN SITIO

Hace 80 años que la Organización fascista Falange era fundada en Madrid. El partido, que desarrolló su teoría política entorno al sindical-nacionalismo, pronto mostró su cariz reaccionario opresivo. Sus militantes sirvieron como arma de choque parapolicial contra el movimiento obrero revolucionario de los años 30 en España. Fueron muchos los enfrentamientos que la clase obrera tuvo que mantener con el fascismo mientras se batía con la burguesía española y el Estado republicano, que desde sus comienzos se mostró como otro intento de asentar la explotación disfrazado de régimen liberal.

Lo que vimos después, es de sobra conocido. La Falange fue utilizada como canalizador político de la Iglesia, la burguesía y los militares en su tentativa de encadenar al pueblo trabajador por el año 36, ante las claras muestras de este de querer vencer definitivamente el orden burgués que mantenía a la clase trabajadora bajo el yugo de la explotación y la opresión. Fue así, como la burguesía alzó al fascismo español y se sirvió de este para planificar un genocidio y exterminio de centenares de miles de trabajadores y trabajadoras, anarquistas y de otras fuerzas políticas, con la ayuda del fascismo italiano y el nazismo alemán.

La inmensa labor de transformación revolucionaria que se llevó acabo en las zonas de la península donde a partir del 19 de julio de 1936 se logró frenar a los militares y a los fascistas, fue primeramente traicionada por los líderes republicanos y los partidos burgueses de izquierdas (se empezó entonces una violenta persecución contra los militantes anarquistas y el resto de trabajadores que veían la necesidad de realizar la revolución social para frenar el fascismo), y fue finalmente aniquilada con el triunfo del bando fascista en la contienda. Más de 40 años de muerte, exilio y cárcel le esperarían a centenares de miles de personas, que nunca dejarían de ser una molestia para el régimen de Franco y su partido-correa: La Falange.

80 años después nos encontramos con un régimen democrático que sigue ejerciendo la explotación y el dominio igual que en la llamada dictadura, pero con formas más sutiles.

Aprovechando el contexto de crisis capitalista, el fascismo intenta resurgir y hacer calar su discurso racista, homófobo y reaccionario. Mientras que desde los distintos Estados de la Unión Europea, se ejerce de forma descarada la persecución contra los trabajadores por el color de su piel o procedencia, el viejo fascismo intenta hacerse su hueco.

Actos como el que celebra la Falange conmemorando su 80 aniversario, en un barrio obrero como Lavapiés y con presencia de multitud de trabajadores de todo el mundo, evidencian que el fascismo trata de nuevo de hacerse un hueco con la clara complicidad de jueces, policía y empresarios. Democracia y fascismo son dos caras de la misma moneda, distintas maneras de ejercer el racismo y el dominio sobre las personas, pero que persiguen mantener el mismo sistema capitalista que los engendra. Estado y Capital encuentran en el fascismo y sus mensajes de odio racial un fuerza parapolicial para reforzarse tanto en la calles como a nivel discursivo.

EL FALANGISTA BUENO ES EL FALANGISTA MUERTO

CONTRA EL ESTADO, EL CAPITAL EL FASCISMO Y

TODA FORMA DE AUTORIDAD: AUTOORGANIZACIÓN,

SOLIDARIDAD Y ACCIÓN DIRECTA

JUVENTUDES LIBERTARIAS DE MADRID – FIJL

http://www.juventudeslibertariasdemadrdi.worpress..com

Anuncios