Cronica anarquia en las calles II (Tribunal)

Negras nubes rondaban por el cielo de Madrid el pasado domingo por la tarde, y amenzaban con estropear la segunda edición de “Anarquía en las calles”, está vez en el barrio de Malasaña, en la Plaza del 2 de mayo. En vela estábamos todos, pensando que los casi 1000 carteles, pancartas, pintadas y panfleteos por el barrio habían sido en vano. Sin embargo, la lluvia solo logró retrasar un poco la presentación del monográfico “Ni Gobiernos, ni Partidos, ni Sindicatos vendidos”. En torno a 50 personas y otras tantas que, a pesar del día de tormentas, paseaban por el barrio, se pasaron a curiosear por los puestos y a escuchar a los ponentes.

La presentación del monográfico consistió en una exposición de los tres ejes sobre los cuales se vertebra la publicación. La primera, una crítica al gobierno, seguida de una reflexión en torno al papel que juegan los partidos políticos en la perpetuación del orden establecido y modelos organizativos que ostentan el poder y, por último, una exposición de cómo creemos que debemos afrontar la lucha en el mundo laboral y la consiguiente crítica al sindicalismo estatal y la exposición de nuestros argumentos contra esta forma de lucha domesticada. Finalmente, un compañero explicó la propuesta organizativa del anarquismo: el federalismo libertario. Faltó debate al final, ya que quizás salir delante de un micro echa un poco atrás a la gente, lo que sin embargo no impidió que entre los asistentes se mantuvieran interesantes conversaciones acompañadas de una refrescante limonada.

Cabe destacar el esfuerzo que supone hacer cualquier acto público en la calle, sin pedir permiso a nadie en un barrio como Malasaña, donde la especulación urbanística unido a los distintos procesos de trasformación de los barrios del centro es pasarelas de consumo, fuertemente controladas por cámaras de videoviligancia, policía (uniformados y de paisanos)… pretender hacer de los barrios del centro en barrios muertos, sin vida, donde la única forma de relación se entiende en términos de consumo y control social.

Finalizar agradeciendo a las distris su presencia y a todos loas asistentes por prestarnos atención.

¡NI GOBIERNOS, NI PARTIDOS, NI SINDICATOS VENDIDOS!

¡ANARQUÍA EN LAS CALLES!

Anuncios